TORRES

Inicio / e original / TORRES
TORRES

Las torres tenían cuatro viviendas por planta, con los ascensores en el centro y la escalera en la fachada, restando superficie a las dos viviendas más pequeñas. Las viviendas, de entre 62 y 77 m2 y con dos o tres dormitorios, tenían doble acceso a la zona de noche a través de la sala y la cocina, alrededor de dos baños con ventilación forzada. Las dos torres extremas se conectaban a través de los tendederos de la cocina con el bloque lineal, lo que en un terreno tan movido era posible gracias al proyecto conjunto de los edificios residenciales y el espacio público. Las escaleras, de dos tramos y con descansillo intermedio y rellano en el acceso a las viviendas, estaban situadas junto al encuentro con los bloques, ventilándose por un patio común. Las torres presentaban terrazas interiores al plano de fachada en la planta décima, y el arranque de la fachada estaba marcado en las dos primeras plantas por unas grandes pilastras de ladrillo, entre las que los paños de  fachada se retranquean unos 80 cm.

La cimentación es a base de zapatas aisladas de hormigón armado, con vigas de atado, y con muros de contención del mismo material para la ejecución de los sótanos en los que se alojan los garajes. La estructura vertical se basa en pórticos transversales de pilares y vigas planas de hormigón armado, dispuestos radialmente para adaptarse a la curvatura del conjunto en planta. Los forjados son unidireccionales de semi-viguetas prefabricadas de hormigón armado y bovedillas cerámicas y capa de compresión.

En las fachadas, la parte ciega es de medio pie de ladrillo cerámico con cara vista hacia el exterior y juntas enrasadas, revestido interiormente con mortero de cemento, trasdosado con plancha de poliestireno expandido y tabique de ladrillo hueco sencillo. El muro, de apariencia pasante por delante de los forjados, se interrumpe en ellos, recurriendo a una plaqueta de ladrillo en el frente de los mismos. En los huecos de fachada y en las terrazas se utilizaron dinteles-cargadero de chapa de acero sin goterón.

La cubierta es plana e invertida, resuelta con hormigón aligerado de pendiente sobre forjado, membrana impermeable bituminosa y plancha de aislante con protección de gravilla. El agua se recoge en sumideros y bajantes de PVC interiores.

La tabiquería era de panderete de ladrillo hueco sencillo, guarnecido y enlucido de yeso por ambas caras, excepto en algunos casos de cocinas y baños donde hay que alojar instalaciones húmedas, en que se resuelve con ladrillo hueco doble. Los pavimentos interiores eran de terrazo, y de plaqueta cerámica en aseos, cocinas y terrazas. Las paredes estaban pintadas al temple picado blanco sobre guarnecido y enlucido de yeso. En cocinas y baños, las paredes estaban alicatadas de suelo a techo, con baldosas de 15×15 cm. Los techos estaban pintados al temple liso sobre tendido de yeso aplicado directamente a la cara inferior de los forjados.

La carpintería de fachada era de aluminio anodizado en su color, con barandillas lineales en ventanas y terrazas de perfiles tubulares circulares de acero pintados en blanco, con persianas enrollables de PVC. El resto de cerrajería en accesos era también de perfiles tubulares de acero. Las puertas interiores eran de madera lisa para pintar, mientras que la de acceso era de madera barnizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies